El MARQ ha confirmado que expondrá por primera vez en España nueve figuras de los Guerreros de Xi’an y uno de los famosos caballos de este ejército de terracota declarado Patrimonio de la Humanidad.

La comitiva del museo alicantino, encabezada por el diputado de Cultura, César Augusto Asencio, se ha reunido esta semana con representantes del Centro de Promoción del Patrimonio Cultural de Shaanxi y del Museo Nacional de Historia de Shaanxi, desde donde se les ha trasladado el entusiasmo por intercambiar proyectos culturales con el MARQ.

Tras esta productiva visita a China, el proceso está únicamente a expensas de que expertos del país asiático visiten el museo para comprobar las instalaciones y la seguridad del centro, con el objetivo de que las autoridades estatales de Pekín den luz verde a la cesión y que, de esta manera, el famoso ejército de terracota viaje a Alicante en 2019.

Este ambicioso proyecto internacional se complementará con un centenar de piezas más para organizar una muestra que permita conocer la importancia del primer emperador unificador de China.

El ejército imperial de terracota fue reconocido en 1987 como Patrimonio de la Humanidad. Hasta el momento han aparecido en Xi’an más de 8.000 soldados de tamaño ligeramente superior al natural, ataviados con uniformes de acuerdo con su rango, vistiendo armadura, pintados de colores brillantes -aunque apenas quedan restos de estos pigmentos- y cada uno con un rostro diferente.

El Museo Nacional de Historia de Shaanxi, abierto el público en 1991, reúne la historia del pasado imperial y fue diseñado con el estilo de la Dinastía Tang (618-907) de antigua China. Es uno de los ocho museos estatales más importantes, cuenta con una colección de más de un millón setecientos mil objetos exhibidos en sala y recibe más de tres millones de visitantes al año.