Meses de Verano
Consultar días y horarios
Salida Puerto de Alicante (Junto Noray Café)
Precio: 69€/Adultos y 39€/Niños

INFORMACIÓN Y RESERVAS AQUÍ.

Tanto si resides en Alicante como si vienes de visita no te puedes perder la experiencia de navegar a vela hasta la Isla de Tabarca en catamarán. ¿Todavía no lo has probado?

Pues precisamente esto es lo que nos propone Alicante Catamarán Aventurero. Y para disfrutar de primera mano de esta experiencia, AlicanteOut.com se desplazó hasta el Puerto de Alicante , donde la gente de Alicante Catamarán nos invitó a embarcarnos en una de sus excursiones a la Isla de Tabarca para que, ahora, te lo podamos contar.

Nuestra aventura da inicio en el Puerto de Alicante, en la zona de embarque que los organizadores tienen en la parte central del paseo, junto al Noray Café Bar. Nada más embarcar, podemos comprobar que se trata de un catamarán en el que disfrutaremos de la excursión a todo confort gracias a sus 23 metros de eslora, 10 metros de manga, con espacios al sol y a la sombra, y al hecho, tal como nos indica la tripulación, de que el embarque está restringido a un máximo de 60 pasajeros para que todos podamos disfrutar cómodamente del trayecto.

Tabarca a Vela-2

Nada más embarcar, empieza la diversión. Pillamos un buen sitio a estribor, esto es, a la derecha de la embarcación, para tener unas vistas inmejorables de la costa cuando el catamarán salga del puerto y gire hacia el sur rumbo a la Playa del Carabassí y el Cabo de Santa Pola. La música ya suena por los altavoces de la embarcación y, bien acomodados y disfrutando del sol y una agradable brisa, decidimos pedir en la barra del bar un par de cervezas bien frescas y unas patatas fritas. ¡Así da gusto navegar! Y es que la fórmula de todo incluido de la excursión nos permite disfrutar durante el trayecto de refrescos, aperitivos, ensalada, una riquísima paella, ensalada de frutas y de un par de cervezas o cócteles.

Tabarca a Vela-3

Con las cervezas en la mano, recostados sobre nuestra toalla en bañador y con el mar a tan solo unos metros de nuestros pies, nos dedicamos a contemplar, primero, el espectacular paisaje de la costa alicantina y, después, la maniobra de la tripulación en el momento de izar las imponentes velas de la nave. Navegamos a buena velocidad y vamos dejando atrás la ciudad de Alicante, sus playas y el Cabo de Santa Pola rumbo a Tabarca. En aproximadamente una hora y media nos aproximamos a la isla y fondeamos a unos metros, junto a la primera reserva marina de España, para disfrutar de un poco de relajación y un refrescante baño en sus aguas cristalinas.

Tabarca a Vela-4

El momento del baño desde el catamarán es muy especial y agradable, ya que lo realizamos a través de una cómoda escalera de baño y en una zona de agua clara de tonos turquesa. Además, todavía es posible disfrutar aquí de una abundante fauna en forma de docenas de peces que nos dedicamos a seguir buceando con las mascarillas de snorkel que nos proporciona la organización. En adición, si lo deseas, una embarcación neumática te llevará a la playa para poder descubrir y aprovechar la isla Tabarca.

Después de disfrutar del baño un buen rato, tirarnos a “bomba” al agua desde la cubierta del catamarán y descansar un poco tomando el sol en las redes, la tripulación nos avisa de que ya está listo el buffet. Con bastante apetito después del baño, nos sentamos en una de las mesas a la sombra a deleitarnos de una ensalada y de un plato de exquisita paella. Después, terminamos el ágape con una fresca ensalada de frutas y, del tirón, sin guardar las dos horas de digestión que nos aconsejaban siempre nuestras madres, nos lanzamos nuevamente al agua para refrescarnos. De vuelta a las redes para disfrutar de un rato de relax tumbados al sol, finalizamos la estancia en la isla con un café con hielo recién hecho.

Tabarca a Vela-5

Sobre las 15:30 horas se iza el ancla y ponemos velas hacia Alicante. Esta aproximadamente hora y media del trayecto de vuelta la aprovechamos para relajarnos sentados con los pies colgando fuera de la embarcación mientras contemplamos el mar y escuchamos música con nuestros cascos. Pedimos un par de mojitos recién preparados por la atenta tripulación y el trayecto se convierte en una gozada para los sentidos: brisa, mar, sol… y nuestra música preferida sonando en nuestro reproductor.

Tabarca a Vela-6

El resto del pasaje nos imita, o bien baila los ritmos “calientes” que suenan por los altavoces de la embarcación. Además, alguien ha aprovechado para celebrar su cumpleaños durante la excursión y el pasaje y la tripulación amenizan la improvisada fiesta con música cantos y bailes para la ocasión, lo cual nos hace pensar que esta embarcación es ideal, además de para realizar excursiones a Tabarca y por la Costa Blanca, para celebrar todo tipo de fiestas a bordo… Pero esta ya es otra historia.

MÁS INFORMACIÓN