Los pueblos y ciudades del interior de la provincia de Alicante esconden grandes encantos y sorpresas que no debes perderte, desde hermosos parajes naturales y una gastronomía única, hasta singulares monumentos culturales.

Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la comarca de L’Alcoià, ubicada en el norte de la provincia de Alicante y donde encontramos las poblaciones de Alcoi (capital de la comarca), Banyeres de Mariola, Benifallim, Castalla, Ibi, Onil, Penàguila y Tibi.

Alrededor de estos municipios os proponemos iniciar una ruta por los castillos, torres y fortalezas que se encuentran en  estas poblaciones y que te descubrirán la historia y los secretos de estos maravillosos rincones. No tienen desperdicio alguno.

LO MÁS DESTACADO

Castillo de Banyeres: el castillo-fortaleza de Banyeresse ubica a los pies de la Sierra de Mariola, donde se eleva a 830 metros de altura sobre un espolón rocoso, en la parte más elevada de la localidad, al norte de la provincia de Alicante. Se trata de una fortaleza de grandes dimensiones de planta poligonal irregular, donde el elemento más representativo es la maciza torre del Homenaje. El castillo se encuentra en muy buen estado de conservación y actualmente se ha instalado en su interior un museo referente a las Fiestas de Moros y Cristianos.

Castillo de Barxell: es una construcción de origen medieval que está situado en término municipal de Alcoy. Esta fortaleza se halla sobre una colina rocosa ubicada en el caserío de Barxell, a unos 6 kilómetros de la capital municipal en dirección a Banyeres. Se trata de un pequeño castillo fortificado que conserva algunas partes de muralla, mantiene sus ventanas y puerta, el patio de armas y principalmente la torre del Homenaje. En el siglo XVIII fue convertido en masía.

Castillo de Benifallim: se alza sobre una montaña rocosa ubicada a las afueras de la localidad del mismo nombre. De esta fortaleza se conserva la Torre del Homenaje, de grandes dimensiones y de planta cuadrada, y también alberga relevantes restos de lienzos de murallas y algunos basamentos de otras torres. Aunque se encuentra en ruinas, todavía conserva su porte majestuoso.

Castillo de Castalla: se encuentra sobre una roca caliza de 785 metros de altitud, desde donde vigila la población del mismo nombre y el curso del río Verde. Para llegar hasta esta fortaleza deberás realizar un recorrido muy singular. Llegarás al castillo, envuelto de casas de estilo musulmán, en forma circular, rodeándolo a modo de segunda muralla, atravesando el llamado barrio gitano. Se encuentra en muy buen estado de conservación y está parcialmente conservado.

Castillo de Onil: el castillo palacio del Marqués de Dos Aguas se halla en el centro de la localidad de Onil. Está en buen estado de conservación y hoy  en día aloja las dependencias del Ayuntamiento y de la iglesia parroquial. Se trata de un sólido edificio de planta cuadrangular, con patio central y claustro de arcos de medio punto, flanqueado por cuatro torres con fines defensivos en sus esquinas, una de ellas corresponde actualmente al campanario de la iglesia parroquial.

Castillo de Tibi: se encuentra en las cercanías de la localidad del mismo nombre, en el camino de Xixona, a poco más de 1 kilómetro de la población y sobre el barranco que la rodea. Pese a que está en ruinas, pueden observarse varios restos destacados, entre los que sobresalen algunos lienzos de muralla, una torre de base cuadrada y con talud, que debe tratarse de la de Homenaje. Cuenta la tradición popular que la antigua torre del homenaje está comunicada con el pueblo a través de pasadizos.

MÁS INFORMACIÓN

Plaça Espanya, 14 - 03801 Alcoi | Tel. 965 537 155