La provincia de Alicante cuenta con un buen número de Jardines Históricos en excelente estado de conservación. Gran parte del legado arquitectónico más emblemático de la Costa Blanca aparece unido a importantes diseños paisajísticos que han permanecido intactos durante años.

Son espacios llenos de significado, de leyenda y de arte, en los que cada detalle evoca e invita a la contemplación. Recorrerlos en cualquier época del año es un verdadero placer y un espectáculo de colores.

Algunos de los jardines de finales del siglo XIX que integran nuestro patrimonio histórico son los Jardines de Peñacerrada, en Mutxamel, declarados Bien de Interés Cultural; el Palmeral de Elche, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO; decimonónicos conjuntos de reconfortante paseo, como el Jardín de Santos en Penàguila o los Jardines del Marqués de Fontalba en Jacarilla: y otros más funcionales, como los paseos
de Ruperto Chapí en Villena o Marqués de Campo de Dénia. Todos ellos tienen en común que forman parte indisoluble de la historia de los pueblos donde se encuentran.

Conoce más sobre los Jardines Históricos de la provincia de Alicante.