Elche, municipio de la provincia de Alicante, está ubicado al sur de la Comunidad Valenciana y a unos 20 Km de la capital alicantina. Podrás llegar hasta Elche por carretera en un tiempo muy breve, se encuentra a unos 20 minutos en coche desde Alicante; también puedes optar por el tren, que tarda aproximadamente una media hora.

Esta ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, por su gran belleza y debido a sus lugares de interés turístico y cultural.

LO MÁS DESTACADO

El Palmeral de Elche: se encuentra ubicado en pleno centro urbano y casco histórico. Cuenta con unas 200.000 palmeras. Para disfrutarlo deberás penetrar en la ruta del palmeral que consta de unos 2 Km de longitud. Este recorrido se inicia desde el Hort de Sant Plàcido, donde se ubica el Museo del Palmeral. La temática de las salas muestra una visión de la historia de El Palmeral por medio de vídeos, paneles, elementos expositivos y sonidos.

El Misteri d’Elx: fue declarado Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la humanidad en 2001. Se trata de un drama cantado de origen medieval que es representado anualmente los días 14 y 15 de agosto. Es una representación muy vistosa y emotiva. También hay representaciones extraordinarias el 29, 30 de octubre y el 1 de noviembre.

Basílica de Santa María: construida sobre la principal mezquita de época musulmana, tras permanecer en pie hasta el año 1334 se construyó sobre ella el primer templo católico, que subsistiría hasta 1492. Tras hundirse el segundo templo en 1672 a causa de unas lluvias muy fuertes, el templo actual comenzó a construirse en 1672, acabando definitivamente las obras en 1784.

Su planta es de cruz latina con una gran nave central y cuatro capillas a cada lado con contrafuertes perforados. Sobre el crucero se levanta una gran cúpula, que forma parte del escenario del Misteri d’Elx y que en el exterior está recubierta por tejas azules. Se pueden seguir los distintos estilos, desde el primer intento de superación del estilo desornamentado, hasta el neoclásico puro, pasando por el italianizante barroco decorativo de su fachada de la Asunción, una de las más bellas del barroco valenciano.

Torre de Calahorra: fortaleza de origen islámico, su construcción data de fines del siglo XII o principios del XIII. Formaba parte de la muralla que rodeaba la villa medieval y defendía la entrada que comunicaba con Alicante. Actualmente, el edificio acoge diferentes eventos, como exposiciones o conferencias.

Palacio de Altamira: también llamado Alcázar de la Señoría, el Palacio de Altamira es una de las fortalezas mejor conservadas de la provincia de Alicante. Su construcción tuvo lugar en dos fases: la primera, en el periodo islámico (entre los siglos XI y XIII), y la segunda entre los siglos XV y XVI, que en líneas generales configura la actual fisonomía del palacio.

A principios del siglo XX una industria local adquirió el edificio y construyó una fábrica textil en el patio de Armas, adosada a la muralla Este, que funcionó hasta finales de los años sesenta, paralelamente con la cárcel. Este patio de Armas se convierte en un magnífico escenario de actos culturales y sociales.  Tras otra rehabilitación en en 2005, que sacó a la luz restos de la fortaleza original (incluida la alta puerta de acceso desde la ladera del río, cuya existencia se desconocía), el conjunto se integró en el nuevo Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE).

Museo Escolar de Pusol: a través de unas 100.000 piezas que componen el museo podemos descubrir la historia de los ilicitanos. Muestra cómo era la vida en la ciudad y en el campo de Elche, por lo que es de gran interés pedagógico. Aúna todos los aspectos etnológicos: agricultura, comercio, industria, folklore y tradiciones.

MÁS INFORMACIÓN

Plaza Parque, 3 - 03202 Elche | Tel. 966 658 196