Ubicado a las faldas del Castillo de Santa Bárbara, el Barrio de Santa Cruz en Alicante es uno de los barrios más típicos y tradicionales de la ciudad. Sus casas son muy coloridas y originales. Cada hogar cuenta con una decoración distinta, no hay dos casas iguales.

Su estratégica situación y sus callejuelas nos crean la impresión de encontrarnos en un pueblecito con mucho encanto. Pasear por sus calles es una gozada, aunque prepárate unas buenas zapatillas porque el terreno es elevado y hay bastantes escaleras. Además, la única forma de acceder al barrio es a pie.

A los pies del Barrio de Santa Cruz se halla el Casco Antiguo, que lo podrás divisar desde los numerosos miradores que encontrarás a tu paso. Las vistas panorámicas de la ciudad que conseguirás desde este lugar no tienen precio. Durante tu ruta por el Barrio de Santa Cruz no puedes perderte dos de sus lugares claves: la Ermita de Santa Cruz y la Hermandad de la Santa Cruz.

LO MÁS DESTACADO

La Ermita de Santa Cruz: el Barrio de Santa Cruz acoge en su interior a la Ermita de Santa Cruz, cuyo origen se remonta al siglo XVIII.  Dentro se encuentra la imagen de un Cristo, que es usada en Semana Santa en el desfile de procesión.

La Hermandad de la Santa Cruz: es muy famosa la procesión de la Hermandad de la Santa Cruz que tiene lugar en este barrio el miércoles santo. La Hermandad constituye un signo de identificación del barrio.  Si tienes la oportunidad de verla desfilar, te recomendamos no perderte esta procesión.

MÁS INFORMACIÓN

Rambla Méndez Núñez, 41 - 03002 Alicante | Tel. 965 200 000