Domingo 11 de junio 2017
De 11:00 a 12:00 horas
Localidad de Mutxamel
Entrada libre

Vuelven las visitas teatralizadas a los Jardines de Peñacerrada de Mutxamel.

Este año cuentan con una nueva puesta en escena: El laberint dels records, que combinará la realidad con la ficción. Nos contarán la historia de los guardeses de los Jardines, Leoncia y Alejo, tan ocurrentes y divertidos como eficientes, que recibirán a los invitados de los marqueses en una espléndida mañana de domingo.

Siguiendo el camino de las fuentes, atravesando los arcos de arrayán, escuchando las historias contadas junto a la casa de la bruja y desafiando el mismísimo laberinto réplica del legendario Dédalo, los conducirán a la presencia de los marqueses de Peñacerrada y Beniel, Antonio y María, que les llevarán por ese otro laberinto de recuerdos, construido con paisajes, evocaciones, sensaciones, emociones y ensueños, a un mundo imaginario donde la historia unas veces se muestra real y palpable y otras adquiere el aire misterioso de la leyenda.

La visita está destinada al público en general y será gratuita, como en las anteriores ediciones. No es precisa la previa inscripción, pero si es recomendable (tel. 965955910-965956341, inscripciones@mutxamel.org).

Las visitas se realizarán a partir del mes de marzo hasta el mes de noviembre, en domingo por la mañana, en los siguientes días:

  • Domingo 11 de junio
  • Domingo 1 de octubre
  • Domingo 12 de noviembre

La duración prevista de la visita es de 1 hora y empieza a las 12:00 horas.

Los Jardines de Peñacerrada son uno de los conjuntos históricos más representativos de la arquitectura residencial de la Huerta de l´Alacantí en la provincia de Alicante. El Palacio y jardines de Peñacerrada se encuentran en la Plaza del Poble Nou.

Los terrenos destinados a los jardines ocupan una superficie aproximada de 2 hectáreas, siendo 10.000 metros de jardín y 17.250 metros de huerto. Los estilos europeos que imperan son el francés, inglés e italiano.

En el jardín francés destacan los parterres bajos y recortados de forma simétrica delimitados por mirto. Frente a la fachada del palacio podemos observar una pirámide de esta misma especie y unos cipreses recortados en forma de arco.

El jardín inglés, de estilo romántico, está compuesto por un bosquete de pinos, dos montes artificiales unidos por un puente y cubiertos por opuntias (paleras), una torreta, una gruta y la Casa de la Vieja.

En el jardín italiano, se puede apreciar un conjunto formado por ocho columnas de piedra y una alberca pequeña. Frente a todo ello, se ubica un laberinto de cipreses, recientemente recuperado.

Un cuarto estilo es el que predomina en todo el jardín. Se trata del hispano-mahometano, cuya característica principal es un sistema tradicional de acequias que regaba todo el jardín desde una alberca de mayor tamaño situada en la parte más alta de la zona del huerto. Esta alberca, rodeada de enormes cipreses y bancadas, tenía tres funciones: regar, abastecer al palacio y como zona recreativa.

El jardín cuenta también con una Casa de los Niños, un semillero y de otros espacios de interés.